Desafíos de los estudiantes rurales en Honduras en tiempos de pandemia

Las diferentes formas en que la pandemia (1) afectó el sistema educativo en Honduras, a sus colaboradores y beneficiarios, tuvo mucho impacto en las formas de desarrollar los espacios de educación de forma dinámicos y eficientes para el aprendizaje, especialmente la investigación y laboratorios.

En este artículo vamos a reflexionar sobre los desafíos principales que han enfrentado los estudiantes en Honduras para acceder a la educación, especialmente los que se benefician del sistema público. Partiendo de la realidad que ya se estaba viviendo en los últimos 10 años en el país, la educación pública no ha tenido grandes avances en innovación para la enseñanza, el uso de la tecnología, por ejemplo, el país entero ha sido deficiente por la falta de recursos económicos, las políticas públicas, la transparencia y la voluntad política para transformar la educación. Es triste ver que algunos docentes no tienen la formación para el uso de herramientas digitales o no tienen acceso a ella. Cuando llega la pandemia y las escuelas comienzan a cerrarse los más afectados fueron los alumnos que viven en el área rural y por supuesto los profesores que no estaban preparados para una enseñanza en línea y la falta de recursos tecnológicos, como el acceso a internet, afectó drásticamente.  

En los alumnos que tuvieron que abandonar la ciudad y regresar a las comunidades rurales, se enfrentaron a fuertes desafíos de acceso a educación por la falta de conectividad;  pero también hablemos de los roles de género, las chicas ayudando a sus madres en la cocina el día todo, los chicos al trabajo de campo con sus padres y eso implica una limitación de tiempo para estudiar o presentar sus tareas a tiempo o incluso saber lidiar con esa dinámica de trabajo y estudios al mismo tiempo y de forma virtual, incluso los espacios no aptos para estudiar porque algunos viven en pequeñas casas donde no cuentan ni con un escritorio, ni computadoras o energía eléctrica…en resumen todo esto ha conllevado al aumento de la deserción escolar y aumento de las tasas de analfabetismo en el país. 

Otro punto importante para reflexionar es el riesgo social en el que ya se encontraban muchas familias y con la llegada del COVID-19 muchos perdieron sus empleos o fuentes de recursos financieros para la sostenibilidad de las familias. Empeorando la situación se suma la crisis de los huracanes ETA e IOTA (2), multiplicando el impacto negativo en los estudiantes que dependían de sus trabajos para pagar sus gastos y poder estudiar, muchos padres y madres de familia quedaron desempleados, sin recursos para comprar una computadora o pagar un plan de internet y millones de familias perdieron todo lo que tenían, casa, carros y todos los medios de subsistencia.

En resumen, el año 2020 fue de muchos desafíos y en este año 2021 que estamos iniciando los estudiantes siguen enfrentándose a retos aún más grandes con los escenarios que se viven en el presente y el futuro de la educación pública en el país. Los escenarios de la educación tienen mucha incertidumbre porque no hay planes concretos o proyectos por parte del gobierno para reconstruir las escuelas pérdidas, para darle herramientas y acceso a internet a quienes no tienen y peor aún la reapertura segura de las aulas de clases. 

Agradecemos por leernos, comentarnos y compar

  1. Organización Mundial de la Salud: Enfermedad por COVID-19. consultado el 10/01/2020. https://www.paho.org/es/tag/enfermedad-por-coronavirus-covid-19#:~:text=La%20caracterizaci%C3%B3n%20de%20pandemia%20significa,un%20gran%20n%C3%BAmero%20de%20personas.
  2. BBC: Huracanes Eta e IOTA: Crisis humanitaria en Centroamérica https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-55479861

Un artículo escrito por Gisela Hernández y Rene Díaz

Razones para ser voluntario

Hay muchas formas de encontrarle sentido a la vida, pero sobre todo cuando lo hacemos en pro de nuestro bienestar y el de la sociedad.  Hoy en día estamos vivimos momentos difíciles; las guerras, la desigualdad social, el cambio climático y la pérdida de sentido humanístico más allá de cualquier interés personal.

¿Pero qué está pasando que cada vez nos hemos vuelto más individualistas? ¿Cuándo dejaremos de darle importancia a los problemas individuales por resolverlos comúnmente? ¡Nos estamos equivocando! Hablando de un ejemplo real como la violencia; cada día vemos múltiples casos de diferentes tipos de violencia, algunos podrían crear que cambiando las cerraduras, no saliendo de casa y contratando un guardia de seguridad estarían más seguros, pero esto sólo es una respuesta de lo que está a la punta de la nariz, descuidando aquellos factores micros y macros que podemos cambiar incluyendo a la sociedad y no de manera individual, con el que podemos causar mayor impacto positivo si pensamos de forma más amplia como en la convivencia ciudadana.

Niños y niñas de la comunidad Garífuna de Corozal e voluntarios de Ayudando a Honduras, celebran día del niño.

Una de forma de cambiar situaciones adversas es el trabajo conjunto, libre y gratuito al que yo le llamo voluntariado, el cual nos permite poner en práctica nuestros conocimientos y a la vez desarrollar nuevas habilidades. El voluntariado es una actividad muy interesante por varios motivos que hoy voy a compartirte en este artículo:

  •  Hacer un voluntariado para ganar experiencia, el cual considero es una de las mejores formas que te permite aprender y desaprender ya sea a través de cursos de formación; asistiendo a capacitaciones periódicamente y aprender colaborando en proyectos o actividades que te permita desarrollar o aprender nuevas habilidades.
  • Los voluntariados locales como internacionales disfrutan de interactuar con nuevas personas, donde aprendemos no solo a disfrutar de la cultura, de convivencia si no que aprendemos y enseñamos lo que sabemos de forma distinta o quizá con mayor innovación. Creo que es sumamente necesario enfrentarse a nuevos destinos, a conocer otros caracteres personas y aprender de este mundo tan diverso que es fundamental para nuestro crecimiento.
  • Tomar en cuenta que el voluntariado tiene una o varias razones por el cual lo haces; en primer lugar, saber que vas a ayudar y colaborar con otras personas para contribuir al desarrollo y mejorar sus condiciones de vida. Por tan sencillo que sea el programa de voluntariado en el que participas, tu aprendizaje va ser grande, mucho mejor cuando hay tareas o proyectos que te son asignados para que tú los desarrolles o líderes.
  • Crear redes de contactos. En lo personal, mi mayor red de contactos la he creado haciendo voluntariado y, algo muy particular que vas a encontrar en las redes de contactos mediante el voluntariado es que son personas profesionales o personas con intereses comunes que te ayudan a crecer y a conectar con oportunidades de desarrollo.
  • Mejorar tu curriculum es una razón también por la que es importante hacer voluntariado, pues la mayoría de empleadores, programas de becas y otras instituciones toman como una experiencia profesional muy valiosa al reflejar esto en tu CV. Recuerda que el voluntariado te permite demostrar que eres una persona activa y comprometida con las causas sociales, de hecho, puede resultar de gran valor para un reclutador.

Mi invitación hoy es que después de leer este blog te unas a más personas como yo que estamos haciendo un poquito de diferencia. Puedes buscar en tu misma comunidad cualquier forma de asociarte, crear tus proyectos o buscar oportunidades internacionales donde puedas hacer tu voluntariado.

«Independientemente de tu formación o edad, siempre habrá un programa de voluntariado al que puedes unirte para aportar al cambio»

Por Rene Díaz Bonilla (En servicio voluntario desde hace 14 años, actualmente estudiante de Maestría en Economía en Brasil con Beca de la OEA/CAPES y Fundador de Ayudando a Honduras entre otros proyectos)

Día internacional de las juventudes “El trabajo en equipo de los estudiantes de la UNIFAL”

«Trabajar en equipo es fundamental para la creación de nuevos conocimientos, madurar las ideas, crear colectividad y volverte más abierto a las posibilidades de cambio» Rene Díaz.

Este es un artículo de opinión, en el marco del Día Internacional de la Juventud, que ha sido escrito basado en la experiencia de trabajo de un equipo de 6 jóvenes estudiantes de la maestría en economía de la Universidad Federal de Alfenas (UNIFAL), en la ciudad de Varginha, MG, Brasil. Donde el fundador de Ayudando a Honduras, tiene el honor de ser parte de este equipo, realizando su maestría en Economía, gracias a una beca de la Organización de Estados Americanos (OEA). 

“EL TRABAJO EN EQUIPO DE LOS ESTUDIANTES DE LA UNIFAL”

Desde 1999 la Asamblea general de las Naciones Unidas declaró el 12 de agosto el Día Internacional de la Juventud. Este año su lema se enfoca en reflexionar sobre la transformación de la educación; sabemos que la educación es uno de los principales factores que influyen en el desarrollo de la juventud.

En un mundo en el que la mayor rebeldía de las y los estudiantes es hacer la diferencia, estudiar y salir adelante, con objetivos claros de transformar nuestros propios entornos a través de la educación, poder organizarnos para estudiar más allá de lo que se gasta en el aula, es una gran muestra de autonomía y deseo de superación.

En este artículo un grupo de estudiantes de maestría en Economía de la UNIFAL, cuenta su experiencia del trabajo en equipo, organización y cambio de paradigmas.

El estudio grupal se vuelve crucial para el aprendizaje de los estudiantes; en aquellas universidades donde hay estudiantes de diferentes nacionalidades o localidades. Desde la experiencia de los estudiantes de  la UNIFAL; las actividades grupales y la investigación son importantes para el crecimiento personal y el aprendizaje óptimo de que estudiante necesita desarrollar.

“Crecer y fortalecer nuestras capacidades de esta forma, tanto personales, como profesionales; nos ayuda a darnos cuenta de que todos somos importantes y nos necesitamos mutuamente para completar nuestro aprendizaje” comenta Ítalo Mendonça.

¡NO ES FÁCIL!

“Las clases impartidas por los maestros son importantes para nutrir el conocimiento del grupo, pero la mayoría de las veces no podemos limitarnos a ese tiempo estipulado y a sólo el conocimiento académico” comenta Otavio Farias.

Estudiar con tus compañeros permite, además, alentar a todos a lidiar con los valores humanos y el respeto de las limitaciones de los demás. En general, estudiar puede ser un problema grave para algunos estudiantes, ya que la impaciencia, las dudas, la pereza y otros aspectos pueden terminar influyendo en su rendimiento. Sin mencionar esas veces que te conectas a las redes sociales y pierdes el enfoque en tus estudios… “Cuando se está en un grupo, siempre hay alguien acusado de este tipo de problemas, pero el papel de su grupo de estudio además de hacerle ver que está desenfocado de los objetivos, es alentarlo a avanzar en el proceso de aprendizaje y motivar como parte del grupo” comenta Carolina Rocha.

Las dudas son otro tema crítico, que puede desanimar y desenfocar a un estudiante. Por lo general, cuando una persona estudia sola, surgen dudas, y la mayoría de las veces estas preguntas se dejan de lado. Cuando se trabaja en un grupo, su compañero de estudios puede ayudarlo a responder preguntas o a analizar otros panoramas y empoderarse colectivamente.

El estudio grupal es muy importante para el desarrollo del estudiante, tanto profesional como personal. Entonces, quienes no han tenido esta oportunidad de disfrutar de los beneficios del aprendizaje grupal, no pierdan el tiempo y disfruten de la oportunidad.

«Estudiar siempre es importante y hacerlo junto a sus compañeros de clase puede hacer que esta tarea sea mucho más agradable y enriquecedora» Rene Díaz (Estudiante hondureño becado becado en esta Universidad)

Invitamos a los lectores de este artículo que no pierdan el tiempo y aprovechen los beneficios del aprendizaje colectivo, haciendo esto seremos parte de contribución a una educación transformadora, inclusiva y al alcance de todos.

Este es un artículo de opinión, en el marco del Día Internacional de la Juventud, que ha sido escrito basado en la experiencia de trabajo de un equipo de 6 jóvenes estudiantes de la maestría en economía de la Universidad Federal de Alfenas (UNIFAL), en la ciudad de Varginha, MG, Brasil. Donde el fundador de Ayudando a Honduras, tiene el honor de ser parte de este equipo, realizando su maestría en Economía, gracias a una beca de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Realizado y bajo la experiencia del equipo Fhilos de Mas Colell: Italo Mendoca, Otavio Farias, Carolina Rocha,

Revisión y publicación: Pamela Sanchez

 

Foto de 4 integrantes del equipo trabajando juntos.