Desafíos de los estudiantes rurales en Honduras en tiempos de pandemia

Las diferentes formas en que la pandemia (1) afectó el sistema educativo en Honduras, a sus colaboradores y beneficiarios, tuvo mucho impacto en las formas de desarrollar los espacios de educación de forma dinámicos y eficientes para el aprendizaje, especialmente la investigación y laboratorios.

En este artículo vamos a reflexionar sobre los desafíos principales que han enfrentado los estudiantes en Honduras para acceder a la educación, especialmente los que se benefician del sistema público. Partiendo de la realidad que ya se estaba viviendo en los últimos 10 años en el país, la educación pública no ha tenido grandes avances en innovación para la enseñanza, el uso de la tecnología, por ejemplo, el país entero ha sido deficiente por la falta de recursos económicos, las políticas públicas, la transparencia y la voluntad política para transformar la educación. Es triste ver que algunos docentes no tienen la formación para el uso de herramientas digitales o no tienen acceso a ella. Cuando llega la pandemia y las escuelas comienzan a cerrarse los más afectados fueron los alumnos que viven en el área rural y por supuesto los profesores que no estaban preparados para una enseñanza en línea y la falta de recursos tecnológicos, como el acceso a internet, afectó drásticamente.  

En los alumnos que tuvieron que abandonar la ciudad y regresar a las comunidades rurales, se enfrentaron a fuertes desafíos de acceso a educación por la falta de conectividad;  pero también hablemos de los roles de género, las chicas ayudando a sus madres en la cocina el día todo, los chicos al trabajo de campo con sus padres y eso implica una limitación de tiempo para estudiar o presentar sus tareas a tiempo o incluso saber lidiar con esa dinámica de trabajo y estudios al mismo tiempo y de forma virtual, incluso los espacios no aptos para estudiar porque algunos viven en pequeñas casas donde no cuentan ni con un escritorio, ni computadoras o energía eléctrica…en resumen todo esto ha conllevado al aumento de la deserción escolar y aumento de las tasas de analfabetismo en el país. 

Otro punto importante para reflexionar es el riesgo social en el que ya se encontraban muchas familias y con la llegada del COVID-19 muchos perdieron sus empleos o fuentes de recursos financieros para la sostenibilidad de las familias. Empeorando la situación se suma la crisis de los huracanes ETA e IOTA (2), multiplicando el impacto negativo en los estudiantes que dependían de sus trabajos para pagar sus gastos y poder estudiar, muchos padres y madres de familia quedaron desempleados, sin recursos para comprar una computadora o pagar un plan de internet y millones de familias perdieron todo lo que tenían, casa, carros y todos los medios de subsistencia.

En resumen, el año 2020 fue de muchos desafíos y en este año 2021 que estamos iniciando los estudiantes siguen enfrentándose a retos aún más grandes con los escenarios que se viven en el presente y el futuro de la educación pública en el país. Los escenarios de la educación tienen mucha incertidumbre porque no hay planes concretos o proyectos por parte del gobierno para reconstruir las escuelas pérdidas, para darle herramientas y acceso a internet a quienes no tienen y peor aún la reapertura segura de las aulas de clases. 

Agradecemos por leernos, comentarnos y compar

  1. Organización Mundial de la Salud: Enfermedad por COVID-19. consultado el 10/01/2020. https://www.paho.org/es/tag/enfermedad-por-coronavirus-covid-19#:~:text=La%20caracterizaci%C3%B3n%20de%20pandemia%20significa,un%20gran%20n%C3%BAmero%20de%20personas.
  2. BBC: Huracanes Eta e IOTA: Crisis humanitaria en Centroamérica https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-55479861

Un artículo escrito por Gisela Hernández y Rene Díaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *