Este es un artículo de opinión, en el marco del Día Internacional de la Juventud, que ha sido escrito basado en la experiencia de trabajo de un equipo de 6 jóvenes estudiantes de la maestría en economía de la Universidad Federal de Alfenas (UNIFAL), en la ciudad de Varginha, MG, Brasil. Donde el fundador de Ayudando a Honduras, tiene el honor de ser parte de este equipo, realizando su maestría en Economía, gracias a una beca de la Organización de Estados Americanos (OEA). 

“EL TRABAJO EN EQUIPO DE LOS ESTUDIANTES DE LA UNIFAL”

Desde 1999 la Asamblea general de las Naciones Unidas declaró el 12 de agosto el Día Internacional de la Juventud. Este año su lema se enfoca en reflexionar sobre la transformación de la educación; sabemos que la educación es uno de los principales factores que influyen en el desarrollo de la juventud.

En un mundo en el que la mayor rebeldía de las y los estudiantes es hacer la diferencia, estudiar y salir adelante, con objetivos claros de transformar nuestros propios entornos a través de la educación, poder organizarnos para estudiar más allá de lo que se gasta en el aula, es una gran muestra de autonomía y deseo de superación.

En este artículo un grupo de estudiantes de maestría en Economía de la UNIFAL, cuenta su experiencia del trabajo en equipo, organización y cambio de paradigmas.

El estudio grupal se vuelve crucial para el aprendizaje de los estudiantes; en aquellas universidades donde hay estudiantes de diferentes nacionalidades o localidades. Desde la experiencia de los estudiantes de  la UNIFAL; las actividades grupales y la investigación son importantes para el crecimiento personal y el aprendizaje óptimo de que estudiante necesita desarrollar.

“Crecer y fortalecer nuestras capacidades de esta forma, tanto personales, como profesionales; nos ayuda a darnos cuenta de que todos somos importantes y nos necesitamos mutuamente para completar nuestro aprendizaje” comenta Ítalo Mendonça.

¡NO ES FÁCIL!

“Las clases impartidas por los maestros son importantes para nutrir el conocimiento del grupo, pero la mayoría de las veces no podemos limitarnos a ese tiempo estipulado y a sólo el conocimiento académico” comenta Otavio Farias.

Estudiar con tus compañeros permite, además, alentar a todos a lidiar con los valores humanos y el respeto de las limitaciones de los demás. En general, estudiar puede ser un problema grave para algunos estudiantes, ya que la impaciencia, las dudas, la pereza y otros aspectos pueden terminar influyendo en su rendimiento. Sin mencionar esas veces que te conectas a las redes sociales y pierdes el enfoque en tus estudios… “Cuando se está en un grupo, siempre hay alguien acusado de este tipo de problemas, pero el papel de su grupo de estudio además de hacerle ver que está desenfocado de los objetivos, es alentarlo a avanzar en el proceso de aprendizaje y motivar como parte del grupo” comenta Carolina Rocha.

Las dudas son otro tema crítico, que puede desanimar y desenfocar a un estudiante. Por lo general, cuando una persona estudia sola, surgen dudas, y la mayoría de las veces estas preguntas se dejan de lado. Cuando se trabaja en un grupo, su compañero de estudios puede ayudarlo a responder preguntas o a analizar otros panoramas y empoderarse colectivamente.

El estudio grupal es muy importante para el desarrollo del estudiante, tanto profesional como personal. Entonces, quienes no han tenido esta oportunidad de disfrutar de los beneficios del aprendizaje grupal, no pierdan el tiempo y disfruten de la oportunidad.

“Estudiar siempre es importante y hacerlo junto a sus compañeros de clase puede hacer que esta tarea sea mucho más agradable y enriquecedora” Rene Díaz (Estudiante hondureño becado becado en esta Universidad)

Invitamos a los lectores de este artículo que no pierdan el tiempo y aprovechen los beneficios del aprendizaje colectivo, haciendo esto seremos parte de contribución a una educación transformadora, inclusiva y al alcance de todos.

Este es un artículo de opinión, en el marco del Día Internacional de la Juventud, que ha sido escrito basado en la experiencia de trabajo de un equipo de 6 jóvenes estudiantes de la maestría en economía de la Universidad Federal de Alfenas (UNIFAL), en la ciudad de Varginha, MG, Brasil. Donde el fundador de Ayudando a Honduras, tiene el honor de ser parte de este equipo, realizando su maestría en Economía, gracias a una beca de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Realizado y bajo la experiencia del equipo Fhilos de Mas Colell: Italo Mendoca, Otavio Farias, Carolina Rocha,

Revisión y publicación: Pamela Sanchez

 

Foto de 4 integrantes del equipo trabajando juntos.