Salir del closet o de la ignorancia

Rene Díaz/ Honduras
Estudiante de Economía Política/Becario OEA-UNIFAL MG/Brasil
Activista de los Derechos Sexuales y Reproductivos

Hablar de la sexualidad se ha vuelto en algo prohibido, vergonzoso, con muchos mitos y tabúes que nos alejan de la realidad y no son temas que se manifiestan abiertamente para ser abordados. La sexualidad está relacionada en torno a la comunicación, los conocimientos, las creencias, los recursos, las dificultades y su cultura [1]. Es muy común que los padres se les dificulta establecer comunicaciones claras sobre la sexualidad con sus hijos e hijas, lo más común es que la madre sea quien lo discute pero en base al miedo, a la amenaza y de forma negativa, en aquellas frases típicas como; “no debes enamorarte”, “las niñas deben estar separadas de los chicos”,  “las mujeres no pueden tener la misma libertad que los chicos”, o para el chico “tienes que casarte con una mujer”, entre otras donde les etiquetan a sus hijos e hijas lo que consideran como factor protector para ellos, sin olvidar la libertad de derechos y decisiones en torno a su propia naturaleza de la sexualidad; como derechos sexuales y reproductivos, acompañados del placer, de las decisiones de elegir y vivirla libremente.

En este artículo quiero hacer referencia en que no existe una única forma de ejercer la sexualidad y en efecto, existen otras formas de expresarlo, lo cual lo llamamos la identidad de género [2], la cual a la vez puede ser independiente del sexo biológico con que nació y de su orientación sexual. Hablamos entonces que somos seres humanos diversos en torno a nuestra sexualidad y género; gays, lesbianas, bisexuales, transexuales… entonces, ¿Porque tenemos que comentar lo que somos sobre nuestra sexualidad?, “salir del closet”, ¿Acaso estamos atrapados en algo que no nos deja ser libres y ser nosotros mismo? Tristemente las realidades que vivimos a diario en la sociedad son la falta de libertad y el respeto a nuestros derechos humanos, es lo que nos obliga a buscar aceptación de nosotros mismos con la sociedad, al enfrentarnos con un entorno machista, sexista y llena de prejuicios contra las mismas personas.

Resulta muy difícil para que las personas puedan expresar libremente su sexualidad, se habla mucho de un proceso de destape, el cual lleva miedo, sufrimiento y en muchos casos consecuencias graves como el suicidio, porque nos sentimos solos, excluidos, por la falta de educación sexual integral que elimine esos efectos vulnerables de prejuicios, estereotipos y falta de formación sobre la sexualidad.

Si a diaria convivimos con personas diferentes y la misma vez iguales en torno a nuestros derechos y necesidades, deben darse cuenta que la sexualidad no tiene que causar ningún efecto negativo sobre nuestra convivencia por el paso en este mundo, más bien debería de celebrarse las diversidades y la igualdad que existe entre la raza humana. Promover una sociedad con más cohesión social, aumentando la concienciación sobre la importancia de eliminar los estereotipos, los prejuicios y la violencia debería de ser la tarea de todas las personas, construyendo esas buenas relaciones entre todos y todas, especialmente desde los hogares con los niños, niñas, los jóvenes, impulsando y difundiendo valores de paz, amor y no la discriminación.

Referencias:

[1] Sevilla, Orcasita, “Hablando de sexualidad”: una mirada de los padres y las madres a los procesos de formación con sus hijos/ as adolescentes en estratos populares de Cali , 191-205, disponible en www.scielo.org.co/pdf/aven/v32n2/v32n2a03.pdf

[2] Biblioteca del Congreso Nacional de Chile, Departamento de estudios, extensión y publicaciones / 14 de septiembre 2017. Disponible en www.camara.cl/verDoc.aspx?prmTIPO=DOCUMENTOCOMUNICACIONCUENTA&prmID=56104

Las comunidades rurales en su proceso de resiliencia ante el COVID-19 en Honduras

En este artículo queremos mostrarle la resiliencia que están enfrentando muchas de las comunidades rurales para hacer frente a este problema de salud pública.

Escrito por Rene Díaz y Jorge Solíz (voluntarios de Ayudando a Honduras)

El COVID-19, según lo indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una gran familia de virus que causan enfermedades que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves. 
El SARS-CoV-2 es un nuevo tipo de coronavirus, detectado por primera vez en diciembre de 2019, que afecta a personas y produce la enfermedad COVID-19. Actualmente en todos los países del mundo se encuentran en estado de alarma, donde tenemos unos 4,708,388 casos confirmados y unas 281,313 muertes a nivel mundial, en Honduras ya se confirman 1,830 contagiados y 108 muertes, según el mapa de la Johns Hopkins University. Esta situación limita el movimiento de los ciudadanos en todos los niveles con el fin de afrontar la situación de emergencia sanitaria provocada por el COVID-19 y evitar su trasmisión.

Las comunidades rurales sabemos que históricamente han vivido con los más altos niveles de desigualdad social especialmente en las áreas de salud y educación, ante la pandemia del COVID-19, se ha visto a un más la necesidad de contar con Centros de Salud, farmacias y respuesta inmediata por los gobiernos. En este artículo queremos mostrarle la resiliencia que están enfrentando muchas de las comunidades rurales para hacer frente a este problema de salud pública.

En estas comunidades para la vigilancia organizada participan hombres y mujeres.

Desde La Cumbre, en el municipio de La Másica, Atlántida en Honduras, compartimos una buena práctica de auto cuido, protección y vigilancia que las comunidades rurales de este sector han implementado. Este sector se denomina la Zona Alta (incluye unas 7 comunidades del sector), donde se sus pobladores se han organizamos para crear “Comités de Vigilancia” en la entrada de la carretera principal que conduce al sector, estas personas se han enfocado en empoderar a las comunidades del cuidado y en su organización cada comunidad envía a dos personas por comunidad donde trabajan en su vigilancia hasta por 12 horas para estar rotándose por turnos diurnos y nocturnos.

Entre las medidas tomadas para evitar la propagación del virus están las siguientes:

  1. Cuando una persona llega al punto de control, coloca sus pies a una alfombra con cloro,
  2. se le toma la temperatura y se le aplica gel antibacterial en las manos,
  3. y también se desinfectan el medio de transporte que utiliza si lo quiere ingresar a la comunidad,
  4. si llega una persona nueva a la comunidad se llama a las autoridades de salud para que le haga un chequeo general, una vez ellos analizan a las personas les dan el visto bueno si la dejan pasar o no, estas personas se les hace firmar una hoja donde se comprometen a estar 14 días en la casa, junto al resto de familiares que vivan en ellas y si no cumplen con eso la familia es llevada a un lugar de aislamiento que tienen las autoridades municipales.
  5. Los camiones repartidores de productos que abastecen los negocios locales, llegan hasta este lugar a entregar los productos a los dueños de los negocios y así abastecerse de alimentos básicos.

Cabe mencionar que las personas que están en el punto de control, están tomando todas las medidas de seguridad; como uso de mascarillas, gel y su servicio es voluntario, con el único compromiso de velar por el bienestar de las comunidades con los pocos recursos que poseen.

Podemos observar una mujer haciendo su respectiva sanitización a un trabajador del campo.

Cuando se inició con esta iniciativa hubo muchos casos de personas de poder que tienen propiedades en el sector querían quitar a los cuidadores de la comunidad utilizando hasta la política, pero las mismas autoridades dieron la razón del gran trabajo que hacen los habitantes de la comunidad y que están siguiendo todos los mandatos de SINAGER en el control de la circulación, sin violentar los derechos de las personas.

Las comunidades rurales de esta zona han tratado de ser más resilientes en los últimos años, entre producir sus granos básicos, tener sus huertos, han aumentado el número de estudiantes matriculados en el Sistema de Aprendizaje Tutorial (SAT), el cual es brinda muchas herramientas para la autosostenibilidad de las comunidades. Además se les está motivando a sus familiares y la comunidad entera en a generar capacidades equilibradamente entre los medios de vida, el cuidado del medio ambiente y el desarrollo social.

Sin embargo los pobladores comentan que la crisis inesperada por este virus, los ha afecta muchísimo porque no pueden realizar sus actividades de trabajo como lo hacían antes, se han visto limitados a comercializar sus productos que vendían en el pueblo, los escases de ciertos productos de comida cada vez se escasean más y las fuentes de trabajo han disminuido y por el momento no ven respuestas inmediatas y mucho menos a largo tiempo por parte de los gobiernos locales. Incluso las personas que cuidan la vigilancia de estas comunidades, no tienen que comer y solo están con pequeñas donaciones que les regalan las personas de buen corazón.

Estas comunidades hacen un llamado a los gobiernos locales y los empresarios de la zona a solidarizarse con las necesidades básicas como comida y salud para las personas de la zona.

Una mujer espera su entrada a la comunidad.

Esperando que estas buenas prácticas se sigan replicando en el resto de comunidades, sobre todo respetando los derechos humanos, las medidas preventivas y motivando la educación en las familias para prevenir la transmisión del virus.

Referencias

  1. Organización Panamerica de la Salud – OPS/OMS, enfermedades por Coronavirus  (COVID -19), disponible en https://www.paho.org/es/tag/enfermedad-por-coronavirus-covid-19, consultado el 10 de may. 2020.
  2. Johns Hopkins University, Centro de Recursos del Coronavirus (Mapa actualizado) ver en https://coronavirus.jhu.edu/map.html consultado el 10 de may. 2020.
  3. Despacho de Comunicaciones y Estrategia Presidencial, Covid-19 Honduras, disponible en https://covid19honduras.org/ consultado el 10 de may. 2020.

Judith Castillo una joven Garifuna estudiando con beca de la OEA en Brasil

En 2016, después de 3 intentos fallidos de aplicación de beca, decidió no rendirse y aplicar a las becas OEA para estúdios em Brasil, siendo felizmente selecionada por la OEA para cursar la maestria en enfermería en la Universidade de Pernambuco, Brasil.

Hoy te presentamos a Judith Victoria Castillo Mejía, de 26 años, orgullosamente de la cultura Garífuna y es originaria de La Ceiba, Honduras. Licenciada en enfermería, graduada de la UNAH-CURLA en noviembre del 2016 con la distinción MAGNA CUM LAUDE y actualmente cursando la maestría en enfermería en la Universidade de Pernambuco, Brasil com una beca de la Organización de Estados Americanos (OEA)

 

Ella nos cuenta que su sueño comenzó desde pequeña, al tener ideas que para otras personas resultaba algo locas y descabelladas, que la hacían creer que era solo una niña negra sin condiciones, con ganas de salir y estudiar fuera del país. Según ella lo describe: conforme  fue creciendo, este deseo la hizo buscar con disciplina, cuales requisitos eran imprescindibles para obtener una beca en el exterior. Cuando llego la época de la Universidad ya se veía estudiando un postgrado en el extranjero, sin embargo, sabía que no iba a ser fácil pero nunca perdió las esperanzas hasta lograrla.

Judith decidió estudiar en áreas de la salud, ya que siempre le há importado velar por el bienestar de las personas y saber que su ayuda puede aliviar (aunque sea poco) el dolor o la enfermedad.

Ella cuenta que no es fácil cuando se pertenece a la etnia Garífuna, comunidad que representa una gran parte de la población, sin embargo es vista como minoría en el país y que ha estado desde siempre olvidada por los gobierno, han sufrido discriminación racial, invasión de sus territórios entre otras violaciones a sus derechos humanos en el norte de Honduras. Razón que la llevo a pensar en ¿Cómo pueden enfrentarse las iniquidades en salud? ¿Qué rol puede jugar la participación ciudadana en general, y la participación en salud en ello? ¿Por qué tener salud para ciertas personas es más difícil? ¿Por qué tanto problema de salud sin poderse disminuir?, ¿Por qué no existe una atención de calidad en las instituciones de la secretaria de salud? y así entre otras preguntas, le llevaron a pensar de qué forma se puede mejorar la situación y cambiar esos panoramas.

En 2016, después de 3 intentos fallidos de aplicación de beca, decidió no rendirse y aplicar a las becas OEA para estúdios em Brasil, siendo felizmente selecionada por la OEA para cursar la maestria en enfermería en la Universidade de Pernambuco, Brasil. Actualmente está terminando su segundo año de maestria, con línea de investigación en: Fundamentos de cuidar la salud y promoción de la misma. También es parte del proyecto: Práctica profesional de salud y enfermería en promoción de salud.

Ella imparte diferentes charlas e conferencias en las universidades de la ciudad donde reside para dar a conocer su historia, su cultura, su país, y para quienes le escuchen, también se motiven y sepan que existen possibilidades de salir y estudiar en otros países sin necesidad de ser rico o hijo de político.

Judith también está enfocada en socializar oportunidades de becas através de sus redes sociales, porque quiere que así como ella, más personas consigan conocer y aprovechar las muchas oportunidades que hoy existen para estudiar en el exterior. Nos comentó que no se necesita ni cuello político, ni dinero, solamente disposición y conocimiento de las distintas becas que se ofertan para estudiar en el extranjero. Se refirió al idioma inglés que abre muchas puertas, pero si no tuviste la oportunidade de estudiar inglés, eso no es excusa, ya que existen muchas convocatórias en países donde además de no exigirte inglés, te enseñan o capacitan en el idioma propio de ese país o el especial para ese programa de estudios, asi que adelante, nada de desanimarse.

Estudiar en el exterior es una gran oportunidad, a continuación algunas de las ventajas:

  • Aprender un nuevo idioma, pero también permite crear lazos de amistad con personas de todo el mundo.
  • Estar lejos de casa le tomas mayor importância a todo lo que realizas.
  • Permite madurar y dar más valor a nuestra realidad.
  • Permite descubrir nuevas habilidades y vivir experiências diferentes, lo que contribuirá a tener increíbles histórias para contar por el resto de la vida.
  • Aprender de una nueva cultura.
  • Mejorar tus conocimientos en diferentes areas de estudio.

 

Acontinuación fotografías de actividades en las que Judith participa.

Redacción Arnaldo Rene Díaz

Lideresa de Honduras Gisela Hernandez; en Plataforma Global de El Salvado-Mi Gota Cuenta

En esta edición resaltamos su importante participación junto a otros jóvenes de Centroamérica, que han sido becados por la Plataforma Global de El Salvador…

[et_pb_section admin_label=»section»]
[et_pb_row admin_label=»row»]
[et_pb_column type=»4_4″]
[et_pb_text admin_label=»Text»]

El liderazgo juvenil es clave ante la situación de crisis que el mundo atraviesa. Especialmente en el contexto político que estamos atravesando los centroamericanos. Tal como lo promueven los Objetivos de Desarrollo sostenible, no podemos dejar a nadie atrás, tenemos que incluirlos a todos en la participación ciudadana, por lo tanto la participación de la juventud y en especial los que viven en las comunidades rurales, deben de ser priorizados para escuchar sus voces que por muchos años han sido invisibilizados.

En nuestro blog de hoy queremos presentarte a Gisela Hernández, una jovencita de apenas 20 años, que vive en una comunidad rural de los Olanchito, Jutiapa, Honduras. Ella se ha caracterizado desde los 12 años de edad, por participar en diferentes espacios de formación política y mantener la voz activa de las niñas rurales. Su motivación de cambiar realidades y contribuir al desarrollo de su comunidad, la ha llevado a formar parte de diferentes organizaciones y plataformas locales, nacionales e internacionales, tales como; Ayudando a Honduras, Red de Jóvenes de Jutiapa, Plataforma por los DSDRH, MOJUREH, Jóvenes Iberoamericanos entre otros. Estos espacios promueven el voluntariado, la incidencia política, los derechos humanos, la comunicación social y el liderazgo juvenil.

En esta edición resaltamos su importante participación junto a otros jóvenes de Centroamérica, que han sido becados por la Plataforma Global de El Salvador, el cual es un centro de capacitación, empoderamiento y activismo, que ofrece cursos y formaciones innovadora para organizaciones activistas y movimiento sociales que quieren tomar acción para crear cambios positivos en la sociedad. Ella está siendo parte de este proceso de fortalecimiento que le brinda para mejorar sus conocimientos con una visión global, capaces de enfrentar la iniquidad social y económico que existe en el mundo. Gisela forma parte del curso “Cambio Global: Diseño de Campaña 2019″, donde han creado en su práctica un empoderamiento en defensa del recurso hídrico, ante uno de los problemas que más afecta a los salvadoreños, la escasez de agua y la privatización del mismo. Recordemos que este problema no es solo de El Salvador, sino de todos los países centroamericanos y como juventudes jugamos un papel importante en la toma de decisiones, porque el tema ambiental y especialmente el agua es un problema que afecta a todos.

Gisela hoy está trabajado fuerte junto a sus colegas en El Salvador, para empoderar las comunidades en con la campaña «Mi Gota Cuenta», cuyo objetivo es que la comisión de medio ambiente y cambio climático retome la discusión hacia la aprobación de la LEY GENERAL DE AGUAS, en el Salvador.

En Honduras la estaremos esperando, para que su experiencia llena de conocimientos que ella esta desarrollando en El Salvador, sea de gran aporte en su comunidad y sus organizaciones de base. A la misma vez motivamos e invitamos a más jóvenes a formar parte de estas grandes historias transformadoras, donde las voces cuentan el liderazgo que las juventudes desarrollan. 

!Que las juventudes sigan alzando su voz¡ 

Redacción Rene Díaz 

 

 
[/et_pb_text]
[/et_pb_column]
[/et_pb_row]
[/et_pb_section]