Hondureños migran en caravanas producto de la corrupción y falta de gobernabilidad democrática

Bienvenidos nuevamente a esta segunda parte de la serie de blogs donde estamos abordando el contexto de las caravanas de migrantes hondureños.

Hoy nos enfocaremos en dos fuerzas que impulsan estas migraciones, la corrupción y falta de gobernabilidad democrática en Honduras. Primero respóndanme, ¿Otra Honduras sin corrupción, es posible?, la mayoría de la población mantiene la esperanza de ello, sabiendo que la corrupción es como una especie de parásito; mejor dicho, quienes la ejercen son como una plaga, de lo que estamos claros es que no se van a vencer las brechas de la desigualdad y los problemas sociales que se derivan de ella, si persiste la corrupción. 

Según Transparencia Internacional (TI) [1], para el 2020 el Índice de Percepción de Corrupción pasó de 26 para 24, disminuyendo en 2 puntos, este sigue afirmando que, durante la presidencia de Juan Orlando Hernández, Honduras mantiene la tendencia a empeorar su calificación.

Para ponernos en contexto podemos citar quizás solo un caso de corrupción, para quitar la idea de tu cabeza de aquellas campañas políticas “basuras” donde nos dicen que el país está cambiando. Vamos a referirnos al caso de la señora Rosa Elena (Esposa del Expresidente Porfirio Lobo 2010-2014), fue encontrada culpable de corrupción, de apropiación ilegal de los recursos públicos del Estado, pero como sabemos que el país está falto de democracia en un gobierno corrupto; que trabaja para su propio bien, aprobaron en seguida el Nuevo Código Penal que entró en vigor en junio del 2020 para darle mayor libertada y dejar en impunidad a los corruptos. Sin duda este es solo uno de los tantos ejemplos de corrupción masiva por parte de la mayoría de los políticos del gobierno actual y pasados, que ponen al país en desafíos constantes por la falta de transparencia y eficiencia en la gestión pública.

Para aclarar porque aseguramos que las constantes caravanas de migrantes son producto de esa corrupción y falta de gobernabilidad democrática en Honduras, discutiremos postulados principales:

La corrupción se refiere al “abuso de poder público para obtener beneficio particular«[2] , claro que la corrupción puede tener distintas definiciones o diferencias entre el impacto provocado y el nivel al que ejerce o el modo de operación de los hechores, en este contexto nos referimos a los funcionarios públicos que se apoderan de los recursos económicos, servicios, recompensas entre otros intereses particulares para beneficio propio provocando un impacto negativo a favor del Estado.

Los conceptos de gobernabilidad y democracia [3]; intentaremos aclarar que la democracia es una “forma de gobierno”, la gobernabilidad, en cambio, se refiere a la asignación de un estado de equilibrio o cualidad que determina el “grado de gobierno” que se practica en una nación. Por lo tanto, aseguramos que la gobernabilidad y democracia tienen una relación compleja, pero complementarias si logran combinar legitimidad, eficacia, transparencia, desempeño y estabilidad en el ejercicio del poder político de un Estado.

Ahora bien, para afirmar como estos macro problemas afectan la migración, primero asegurar que la corrupción que provoca el desvío de fondos públicos afecta directamente la educación, el acceso a la salud, el desarrollo de la infraestructura, el empleo, la seguridad social y ciudadana de la población, en fin, podríamos hacer una lista inalcanzable en este artículo. Lo anterior quiere decir que la corrupción está estrechamente relacionada con la migración de las personas que buscan un empleo, que huyen de la violencia, que intentan buscar sanidad en el extranjero, que se van en caravanas porque perdieron sus hogares, porque sufren persecución política, etc. Toda una serie de consecuencias que afectan la confianza de los ciudadanos en los gobiernos corruptos y que son afectados directamente cuando se les priva de servicios básicos para vivir dignamente.

Por su parte la gobernabilidad democrática carente en Honduras, afecta directamente a los flujos migratorios, evidenciando una fuerte presión de los sectores conservadores y neoliberales con sus países homólogos, en contra de los migrantes, como podemos ver la reducción de refugios, la militarización fronteriza, los pocos tratados y convenios entre países para beneficio de los inmigrantes y la carencia de programas reales y efectivos para prevenir la migración y para rehabilitar los retornados.

Para finalizar diremos que Honduras está pasando por desafíos y cambios que requieren mucha voluntad política, una gobernanza democrática, transparencia y eficiencia en la gestión pública desde las políticas públicas hasta los recursos financieros. Es urgente y necesario la exigencia de justicia y respeto a los derechos humanos, especialmente al derecho a la movilidad y migración segura, ordenada y regular para garantizar los derechos humanos.  


[1] Véase la lista de índices en este link: https://en.wikipedia.org/wiki/Corruption_Perceptions_Index

[2] Véase el concepto por Rawland M. en:  Mhttp://www2.congreso.gob.pe/sicr/cendocbib/con4_uibd.nsf/D1D7AA08E451BA0205257DFF00703587/$FILE/III-M.Rowland-Vision.pdf

[3] Véase el concepto por CAMOU A. en: https://portalanterior.ine.mx/archivos3/portal/historico/recursos/IFE-v2/DECEYEC/DECEYEC-CuadernosDivulgacion/2015/cuad_6.pdf

Redacción: Rene Diaz y Gisela Soriano

Un comentario en “Hondureños migran en caravanas producto de la corrupción y falta de gobernabilidad democrática”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *